Comparativo de repelentes para babosas

Los amantes de la jardinería o los que tienen huertas hacen todo lo posible por cuidar sus plantas y cultivos de cualquier plaga. Una de ellas son las babosas, capaces de devorar una gran variedad de plantas, por lo que conviene mantenerlas a raya utilizando repelentes para babosas.

La babosa

Son una especie de molusco sin patas y con un aspecto similar al de un gusano. Se alimentan de materia vegetal de plantas que se encuentran en la superficie o en el subsuelo.

Abundan en climas húmedos y se desplazan a través de la segregación de una baba que les ayuda a movilizarse. Para evitar que invadan tu jardín puedes utilizar repelentes de babosas y caracoles.

Los mejores repelentes para babosas

Revisa esta tabla comparativa con algunos de los mejores productos repelentes para babosas del mercado.

Solabiol SOLIMA350...
SOLABIOL SOLIMA900 Anti...
NATUREN Barriere A Limaces,...

¿Por qué protegerse de las babosas?

La babosa o caracol es capaz de arruinar la apariencia en las flores de un jardín, contaminar las huertas de frutas y hortalizas y devorar muchas de sus hojas y semillas en grandes cantidades, sobre todo si la invasión es masiva. Mantener un control preventivo antes de que las babosas se conviertan en una plaga es una de las mejores formas de conservar la integridad de las diversas plantaciones.

Para prevenir enfermedades

Este tipo de molusco es portador de un parásito microscópico que produce una enfermedad conocida como Angiostrongilosis abdominal. Esta puede contraerse al consumir frutas o verduras que fueron contaminadas por la babosa y sus secreciones y no fueron lavados debidamente. Esta es una de las razones por las cuales conviene evitar su presencia cerca de plantaciones.

Para mantener protegido tu jardín

Cuando las babosas se alimentan de las plantas en el jardín, dan pie a que estas pierdan su calidad y estética. Estas pueden devorar sus raíces, comer las semillas de las plantas jóvenes y dejar hoyos en las hojas arruinando por completo la salubridad de las huertas y apariencia de flores y arbustos.

Son moluscos voraces

Uno solo de estos moluscos es capaz de ingerir tejidos vegetales en una proporción de hasta la mitad de su propio peso en tan solo un día. Una babosa gigante en promedio puede comerse hasta 8 gramos de una gran cantidad de plantas, mientras que las pequeñas devoran alrededor de 10 mg en una noche. Es por ello que cuando se convierten en una plaga es casi 100% seguro que el jardín quede arruinado.

¿Cómo elegir un buen repelente para babosas?

Existen múltiples repelentes para babosas que pueden ayudar a combatir su presencia cerca de las plantaciones o jardines. Para elegir un método anti babosas de manera conveniente es necesario evaluar algunos factores determinantes que te ayudarán a realizar una inversión que valga la pena.

Efectividad

Uno de los principales factores a considerar a la hora de elegir un repelente para babosas y de cualquier tipo es la efectividad que tienen para controlar las plagas. Esta característica dependerá totalmente del método aplicado para lidiar con la presencia de babosas y la potencia de sus ingredientes activos.

Las trampas para babosas utilizan cebos atrayentes como por ejemplo la levadura de la cerveza, que funciona de manera eficaz para llamar la atención de estos moluscos y hacer que entren y se ahoguen dentro un recipiente. Estas se colocan por los alrededores del jardín o huerta, cerca de las plantaciones donde aparecen las babosas y pueden llevar cebos de origen natural o contener gránulos con toxinas que envenenan al molusco por medio de la ingesta.

Otros métodos biológicos requieren de la colocación de unos microscópicos nematodos o parásitos que atacan a las babosas y afectan directamente su sistema digestivo. Esto evita que el molusco busque alimentarse, matándolos al poco tiempo. Compuestos químicos como el metaldehído o el sulfato ferroso también son utilizados como repelentes o pesticidas en contra de estos animales.

Lo ideal es optar por repelentes de babosas naturales, ecológicos y reutilizables que no impacten de manera negativa el medioambiente, que no contaminen tus plantas, ni que pongan en riesgo la salud de otro tipo de animales inofensivos, de niños, adultos o incluso mascotas.

Durabilidad

Para lograr deshacerse por completo de la presencia de plagas como las babosas es importante que los repelentes sean duraderos y puedan utilizarse durante varios meses. No querrás que al poco tiempo de aplicar un método de control vuelvan a aparecer en los alrededores de tu jardín estos animales acechando tus plantaciones.

Muchas trampas para babosas son reutilizables, por lo que basta con limpiarlas cada cierto tiempo, deshacerse de los moluscos atrapados y muertos y volver a colocarles cebos antes de instalarlas nuevamente. La frecuencia de renovación de los cebos dependerá del tipo utilizado. Algunos como la cerveza deben intercambiarse como máximo cada 2 semanas y otros pueden durar de 1 a 3 meses. Sin embargo, las trampas de calidad pueden durar toda la vida.

Los repelentes químicos que se esparcen directamente sobre el terreno actúan de forma rápida y matan a los pocos días. Sin embargo, pueden perder su efectividad si las condiciones climáticas son adversas. Por tanto, después de una lluvia fuerte es probable que necesites esparcir nuevamente los productos en gránulos.

Seguridad

Cuando se utiliza cualquier tipo de repelente para plagas es prudente prestar atención a los niveles de toxicidad de sus compuestos activos.

Como estos serán utilizados en exteriores, en los jardines y plantaciones de hortalizas que están destinadas para el consumo humano, es necesario aplicar repelentes orgánicos para babosas o productos ecológicos que no afecten la salud de las personas ni el estado de las plantas.

En el caso de utilizar productos biocidas, lo ideal es que estos se coloquen en trampas diseñadas para que el compuesto activo no quede expuesto, ni sea posible el contacto directo con el repelente. De esta manera, los niños y mascotas no podrán manipular o ingerir de forma accidental a los venenos. Por otro lado, vale la pena asegurarse de que los repelentes cumplan con todas las normativas sanitarias para utilizarlos sin correr riesgos.

Si estás buscando un repelente para babosas para tu jardín es importante que te fijes en la efectividad de sus compuestos activos, la durabilidad del producto y los niveles de seguridad que cumplen para utilizarlos sin riesgos.

Los repelentes para babosas en oferta hoy

Las mejores ofertas y promociones en repelentes para babosas y caracoles del momento solo aquí.

Solabiol SOLIMA350...
SOLABIOL SOLIMA900 Anti...
NATUREN Barriere A Limaces,...

¿Qué tipos de babosas existen?

En el mundo existen al menos 100.000 especies distintas de babosas y muchas otras subespecies. Estas pueden ser tanto marinas como terrestres y sus características varían dependiendo de la zona que habitan. Estas son algunos de los tipos más comunes de babosas que se pueden encontrar en jardines y plantaciones.

Babosa negra

La babosa negra de jardín alcanza un tamaño de aproximadamente 4 cm de longitud. Su alimentación es omnívora y puede llegar a ingerir materia vegetal en cantidades cercanas a la mitad de su peso corporal por día.

Su color es de gris oscuro a negro, que se va aclarando hasta la cola. Este ejemplar puede poner entre 20 y 150 huevos por temporada.

Babosa moteada

También es llamada babosa leopardo por las manchas características en su piel. Tienen un color marrón oscuro con manchas negras. Es una de las especies más abundantes de la provincia oeste de España. Pueden llegar a medir hasta 7 cm de largo y se encuentran fácilmente en huertas, prados y jardines con humedad abundante.

Babosa marina

Son una especie que como su nombre lo indica viven debajo del mar y son abundantes en las aguas tropicales poco profundas.

Hay diferentes tipos de babosas marinas, que varían en color y tamaño. Se alimentan de algas y otro tipo de vegetación marina y existen muchas especies venenosas. Las más comunes miden entre 2 y 6 cm de largo.

Babosa gris grande

Esta babosa de tierra lleva el nombre de Deroceras reticulatum, sin embargo, es mejor conocida como babosa reticulada o babosa gris grande. Es una especie originaria del occidente de Europa y es una plaga que ataca cultivos como el maíz, la alfalfa, el trigo, entre otros. Miden aproximadamente 5 cm de longitud. Tienen un color entre gris, castaño claro o crema.

¿Cómo eliminar babosas?

Trampas para babosas

Este tipo de métodos anti babosas consiste en dispositivos a los que se le integra algún tipo de cebo que puede ser tóxico y es capaz de atraer a estos animales. Las trampas cuentan con una ranura de entrada unidireccional por la que el molusco entra, sin poder salir, por lo que muere ahogado en su interior.

Las hay en distintos formatos, tamaños, diseños y generalmente se colocan sobre el terreno del jardín o huerto. Algunos modelos son ecológicos y están hechos con materiales reciclables. Estos utilizan cebos naturales que no resultan peligrosos. En los recipientes suele utilizarse la cerveza como cebo por el poder atrayente que tiene la levadura sobre las babosas. Aquí puedes apreciar una tabla comparativa con 4 de las mejores trampas para babosas disponibles en el mercado.

Piège anti limaces
Beslands 5 Pcs Piège à...
Verdemax 4528 Piège à...

Control biológico o ecológico para babosas

Son un tipo de repelente natural para caracoles y babosas. Se trata de la colocación de un nematodo parásito, mejor conocido como Phasmarhabditis hermaphrodita, por inmersión en el suelo. Estos son organismos microscópicos que buscan a las babosas y se reproducen en su interior, provocando que dejen de alimentarse y matándolas a los pocos días.

Es un control biológico bastante efectivo que acaba con la población de babosas en menos de un mes. Es ideal para evitar la contaminación de los cultivos y generar daños en el medioambiente. Sin embargo, su uso conlleva ciertas restricciones, por lo que debe ser supervisado y hacerse de forma controlada. Estos son los 4 mejores productos para el control biológico y repelentes ecológicos de babosas.

50 façons d'assassiner les...
Les Graines Bocquet - Graines...
NOVATERA Terre de Diatomée...

La vida de la babosa

¿Cuánto vive una babosa?

El ciclo de vida de las babosas depende en gran medida de las condiciones climáticas de su entorno. Los huevos pueden eclosionar entre un par de semanas hasta 3 meses, dependiendo de la temperatura en la que se encuentren y la humedad del suelo.

Por lo general, pueden llegar a vivir entre 9 meses y 3 años según la especie y el lugar en el que habitan.

¿Dónde viven las babosas?

Este tipo de moluscos viven y se desarrollan en lugares húmedos y oscuros con temperaturas en rangos entre los 10 y 20 grados centígrados. Su actividad suele ser nocturna, pero pueden aparecer en días nublados. Se esconden debajo de la tierra mojada o húmeda, y también pueden hallarse debajo de las piedras.

¿Por qué hay babosas en casa?

Las babosas sobreviven exclusivamente en climas húmedos con las condiciones óptimas de temperatura para que puedan reproducirse. Generalmente, se alimentan de huertos, árboles frutales, flores y distintos tipos de plantas. Por ello, pueden aparecer cerca de casa cuando hay cuerpos de agua y encuentran jardines o huertas con tierra húmeda para alimentarse y sobrevivir.

Ultima actualización KillMoustik.com el 11 de abril del 2021