Comparativo de repelentes ultrasónicos para perros

Son muchas las personas que le temen a los perros o simplemente no le gustan y deciden mantenerlos lejos por cualquier medio. Una de las mejores formas de ahuyentarlos sin causarles ningún daño es utilizando repelentes ultrasónicos.

El repelente ultrasónico para perros

Son dispositivos diseñados para emitir sonidos ultrasónicos a una determinada frecuencia o decibelios que solo son escuchados por los perros y otros animales con un oído agudo.

Así se les causa una molestia que los hará huir del lugar rápidamente, pero sin causarles daños.

Los hay portátiles o fijos y su alcance, funciones y diseño puede variar de acuerdo con el modelo.

Mejores repelentes ultrasónicos para perros

Echa un vistazo a los 4 ahuyentadores ultrasónicos para perros más vendidos del mercado.

Boitier Anti Aboiement,...
LOFFU Repulsif Chat Exterieur,...
AILEDA Répulsif Chat...

¿Por qué comprar un repelente para perros?

Es bien sabido que algunos perros pueden ser agresivos e impredecibles. Algunas personas incluso les tienen fobia y entran en pánico cuando se les acercan. Por ello, utilizar un repelente para perros ultrasónico es la mejor solución para mantenerlos a distancia sin herirlos.

Estas son algunas de las razones y beneficios que puedes obtener al comprar un repelente para perros.

Evitar daños en el jardín

Si tienes un jardín de libre acceso corres el riesgo de que algún perro haga sus necesidades sobre el césped y deje malos olores y un mal aspecto. Para evitarlo puedes instalar un repelente para perros en el jardín que tenga el alcance suficiente para lograr que estos animales no se sientan cómodos acercándose demasiado.

Son prácticos

En el mercado puedes encontrar dispositivos fijos o portátiles que son muy prácticos para instalarlos en exteriores o llevarlos contigo a cualquier lugar. Estos funcionan de manera autónoma a través de sensores o simplemente presionando un botón que hará que el aparato comience a emitir los ultrasonidos intolerables para los perros.

No causan daños

Lo mejor de los productos ultrasónicos es que no son tóxicos, no dañan al medioambiente y no son capaces de herir a los animales. Estos simplemente los aturden haciendo que se alejen, por lo que son aparatos seguros que no ponen en riesgo ni a los perros ni a las personas porque el sonido es imperceptible al oído humano.

Tienen largo alcance

Otra ventaja de un repelente para perros y gatos es que funcionan a largas distancias. Su rango de acción evitará que los animales entren a tu jardín o se acerquen demasiado a ti. Por tanto contarás con un perímetro seguro y libre de la invasión o ataque de los perros.

Evitar ser mordido

La mordida de un perro no solo es dolorosa, sino que además puede causar una herida abierta por la cual se transmiten virus como la rabia o infecciones de gravedad. Por ello, vale la pena alejar a los perros que puedan representar un peligro para tu integridad física utilizando dispositivos por ultrasonido.

¿Cómo elegir un repelente para perros?

Puedes encontrar muchos repelentes ultrasónicos disponibles en el mercado, lo que dificulta la tarea de elegir un modelo en particular. Para acertar en tu compra lo ideal es fijarse en algunas características claves de este tipo de producto que te ayudarán a elegir el mejor repelente ultrasónico para perros.

Alcance

La potencia y efectividad de un dispositivo ultrasónico se ve reflejada por el alcance total o radio de acción del aparato.

Para evitar que los perros entren al jardín o se acerquen demasiado a ti es conveniente adquirir un producto cuyas ondas o frecuencias ultrasónicas viajen a una determinada distancia que se considere segura o que abarquen el total del área en el que se instalen.

Por lo general, los modelos de bolsillo tienen un alcance entre 5 y 10 metros. Por otro lado, los modelos de jardín cuentan con sensores de movimiento con un ángulo de detección de aproximadamente 110º y 8 m de distancia. Estos últimos pueden abarcar áreas de más de 50 m2 y llegar hasta 800 m2 en dispositivos potentes de gama alta. Lo recomendable es elegir repelentes ultrasónicos de largo alcance según tus necesidades.

Frecuencias

Los niveles de sonido y los rangos de frecuencia en los que trabaja cada aparato es otra característica variable de un modelo a otro. Los sonidos se consideran ultrasónicos cuando están por encima de los 20 kHz y los niveles de ruido óptimos para ahuyentadores de perros deben ser superiores a los 100 dB.

Algunos modelos cuentan con sistemas de ajustes manuales para optar por una frecuencia fija que se eligen de acuerdo a las necesidades de cada persona y los tipos de animal que deseen repeler. Otros, más versátiles, vienen con funciones para el intercambio de frecuencia automática que van entre los 25 y 65 kHz; así se evita que los animales se acostumbren a los ultrasonidos de una misma frecuencia. Lo importante es elegir modelos cuya frecuencia pueda ajustarse.

Funciones

En el mercado puedes encontrar productos con funciones muy variadas que convierten al dispositivo ultrasónico en aparatos mucho más versátiles. Algunos cuentan con funciones programables para regular la frecuencia de ultrasonido, mientras otros incluyen luces LED o estroboscópicas y sensores de movimiento. También los hay con alarmas.

Los modelos portátiles suelen incluir una linterna para utilizarlos de noche con funciones de destello. Por otro lado, en aparatos de jardín una función conveniente podría ser la opción de carga a través de energía solar. Lo recomendable es adquirir repelentes con funciones complementarias que puedan potenciar sus efectos sin necesidad de que sea demasiado complejo utilizarlos o programarlos.

Materiales

Para garantizar la durabilidad y resistencia de un repelente para perros de uso exterior es importante prestar atención a aspectos como la calidad de sus materiales. Si buscas un equipo para instalar en el jardín lo recomendable es que cuente con materiales impermeables, anticorrosivos y que soporten bien el estar expuestos a los rayos UV del sol y a la lluvia.

Los productos fabricados con materiales como los plásticos ABS o PVC se caracterizan por su resistencia y robustez para soportar caídas accidentales y el contacto directo con el agua. Que incluya componentes en acero inoxidable también es una señal de que el aparato es de buena calidad. Asegúrate de comprar modelos fabricados con materiales de buena calidad que puedas utilizar por mucho tiempo sin que se deterioren.

Autonomía

Otro aspecto relevante para el funcionamiento de los ahuyentadores ultrasónicos para perros es su autonomía. De este parámetro dependerá el tiempo de uso continuo que se le pueda dar al aparato sin que pierda su eficiencia.

En este aspecto es posible encontrar modelos que funcionan con baterías recargables por USB, por paneles solares o por pilas intercambiables de larga duración.

En el caso de los repelentes para perros caseros que se instalan en el jardín es recomendable optar por dispositivos con sistemas de carga por energía solar con baterías de litio de capacidades superiores a los 500 mAh. De esta manera es posible garantizar su funcionamiento autónomo y continuo las 24 horas del día, incluyendo las horas nocturnas.

Por otro lado, en los aparatos electrónicos portátiles lo ideal es que cuenten con sistemas de carga por medio de USB para que sean más prácticos y no tengas que comprar baterías de repuesto cada cierto tiempo. Antes de comprar un ahuyentador para perros asegúrate de que cuente con gran autonomía y sistemas de carga eficientes.

Si estás buscando un repelente ultrasónico para perros ideal para ti, asegúrate de prestar atención a características como su alcance, frecuencias y modo de uso, la autonomía de sus baterías, las funciones integradas y la calidad de sus materiales.

Repelentes ultrasónicos para perros en oferta

Encuentra las mejores promociones y ofertas en repelentes ultrasónicos para perros.

Boitier Anti Aboiement,...
LOFFU Repulsif Chat Exterieur,...
AILEDA Répulsif Chat...

Tipos de repelentes ultrasónicos para perros

Existen múltiples modelos de ahuyentadores ultrasónicos para perros que pueden diferenciarse por su diseño, portabilidad, funciones y modo de uso. Estos son los tipos de repelentes más comunes del mercado y algunas de sus características más resaltantes.

Modelo fijo

Son aparatos electrónicos que se colocan en el jardín para impedir que los animales ingresen en él. Emiten frecuencias ultrasónicas superiores a los 20 kHz y su área de cobertura varía según cada modelo. Por lo general, cuentan con funciones como detector de movimiento infrarrojo, luces parpadeantes, alarmas y ajustes en las frecuencias de sonido.

Modelo portátil

Son dispositivos pequeños y ligeros, generalmente de bolsillo, que caben fácilmente en la palma de la mano. Estos cuentan con botones que sirven para activar el aparato y que este comience a emitir las frecuencias ultrasónicas.

Pueden abarcar hasta 10 m de distancia para proporcionarles un espacio seguro a los usuarios. Sus baterías pueden ser recargables o no, y algunos modelos incluyen linternas de luces LED.

Modelo para vehículos

Estos dispositivos están pensados para alejar a los perros y otros animales del camino y prevenir accidentes de tránsito o arrollamientos.

Se instalan en automóviles, motos o bicicletas, y emiten ondas ultrasónicas en la dirección del desplazamiento para evitar que los animales se atraviesen. Son prácticos y fáciles de instalar y requieren de un mantenimiento constante para que no pierdan su eficiencia.

Silbatos

Los silbatos para perro son dispositivos pequeños y ligeros que pueden utilizarse incluso como llaveros. Generalmente son empleados para entrenar a los perros y evitar sus ladridos, pero pueden funcionar para asustarlos y ahuyentarlos. Algunos cuentan con ajuste de frecuencia y se usan simplemente soplando por la boquilla. El sonido emitido es prácticamente imperceptible para el oído humano.

¿Cuánto vale un repelente ultrasónico?

El coste de un repelente ultrasónico para perros puede variar de acuerdo al tipo, alcance, funciones, autonomía y calidad de sus materiales. Los modelos más económicos suelen ser los silbatos de adiestramiento, cuyos costes no suelen superar los 8 euros.

En el caso de los repelentes para perros electrónicos de bolsillo, es posible encontrar aparatos en costes entre los 10 y 30 euros o más según su gama.

Los dispositivos ultrasónicos más costosos suelen ser los ahuyentadores fijos de jardín que incluyen funciones programables de ajuste de frecuencia, sensores de movimiento y luces. Estos pueden encontrarse en Amazon en costes a partir de los 25 euros. Modelos potentes y de calidad como los de la marca Isotronic tienen precios de aproximadamente 40 euros.

¿Cómo usar un repelente para perros?

El uso de un repelente ultrasónico para perros puede variar según cada modelo. Algunos dispositivos portátiles cuentan con diseño en forma de control con botones que solo se deben presionar para que el aparato comience a emitir las frecuencias ultrasónicas. Otros como los de jardín tienen un funcionamiento autónomo con sensores de movimiento que activan los ultrasonidos al detectar la presencia de los animales.

Por lo general, basta con instalar los repelentes en las áreas que desees mantener cubiertas y posicionarnos en un ángulo óptimo. Luego debes encenderlo y verificar a través de alguna luz cuándo el sistema está en funcionamiento. Lo recomendable es leer las instrucciones de uso y familiarizarse con las funciones y componentes del modelo ultrasónico para manejarlo correctamente.

Ultima actualización KillMoustik.com el 03 de agosto del 2021