Guía de compra de repelentes ultrasónicos para hormigas

Cuando se trata de insectos, las hormigas no son las más odiadas, pero sí pueden resultar molestas y poco higiénicas, sobre todo si están en tu despensa. Si las tienes en casa y quieres deshacerte de ellas, tu mejor opción puede ser el repelente ultrasónico para hormigas.

El repelente ultrasónico para hormigas

El repelente ultrasónico es un dispositivo que utiliza la tecnología de ultrasonido para repeler y ahuyentar a insectos molestos y desagradables como las hormigas, aunque hay modelos que sirven para más de un tipo de insecto a la vez.

Emiten unas ondas que los insectos no pueden soportar, lo que hace que se alejen del lugar donde encuentran la perturbación. De este modo, alejarás a las hormigas sin la necesidad de acabar con ellas.

Mejores repelentes ultrasónicos para hormigas

Si quieres deshacerte de las hormigas con un repelente ultrasónico, aquí encontrarás una selección con los productos más vendidos.

Ameauty Répulsif Ultrason -...
Aerb Répulsif Ultrason Souris...
Gardigo 623172 - Répulsif...

¿Por qué comprar un repelente para hormigas?

Cuando hay hormigas en casa es necesario buscar una forma eficiente de eliminarlas. Y es que, si bien la mayoría de las que se encuentran en los entornos domésticos no son peligrosas, es mejor tenerlas lejos.

Además, siempre es bueno estar preparado para evitar que hormigas reinas u hormigas rojas invadan nuestros espacios. Una forma de hacerlo es comprando un repelente ultrasónico que destaca por ofrecer muchos beneficios a los usuarios.

No utiliza productos químicos

Si quieres saber cómo eliminar las hormigas en la cocina sin tener que usar químicos, los repelentes de ultrasonido son la mejor solución. Estos son dispositivos que funcionan con tan solo conectarse a la corriente, por lo que no requieren de productos químicos para ahuyentar a estos insectos. De esta manera estarás más seguro, ya que no hay riesgo de que alguna sustancia química entre en contacto con tus alimentos.

Fácil de utilizar

Otra gran ventaja de estos dispositivos es que son muy fáciles de utilizar. En este caso no tendrás que esparcir ningún producto en casa, ni en spray ni en polvo. Es tan sencillo como sacarlo de la caja, buscar un enchufe y conectarlo en un lugar estratégico para que sus ondas repelan a las hormigas.

Diseño discreto

Con un repelente ultrasónico de insectos la estética de tu hogar no se verá afectada. No encontrarás polvos insecticidas esparcidos en el suelo o en la encimera. Este aparato es muy discreto y elegante, y queda muy bien en cualquier espacio del hogar. Suelen tener diseños bonitos que se adaptan a la estética del lugar donde se instalan.

¿Cómo elegir un repelente para hormigas?

Los repelente ultrasónicos para hormigas son dispositivos eficientes, pero no todos funcionan igual. Por ello, cuando elijas un aparato es recomendable que prestes atención a algunas características importantes.

Cobertura

Al momento de elegir un repelente ultrasónico debes evaluar qué espacios de la casa necesitas proteger, ya que estos dispositivos tienen diferentes rangos de cobertura.

Esto significa que si necesitas proteger un área grande, debes asegurarte de que el aparato tenga el alcance suficiente para ello.

Casi todos los modelos que encuentras en el mercado ofrecen un alcance que va desde los 80 metros cuadrados hasta los 120. Estos pueden servir para la mayoría de las habitaciones. Pero también puedes encontrar otros modelos con una mayor cobertura, incluso de hasta 300 metros cuadrados. Estos modelos, como es lógico, tendrán un coste más alto. En cualquier caso, la clave está en evaluar tus necesidades para hacer la elección correcta.

Rango de frecuencias

Otra característica que debes verificar en estos dispositivos en su rango de frecuencias. Dependiendo de este factor, el repelente será más o menos efectivo para ahuyentar a insectos como las hormigas.

Lo más importante en estos aparatos es que emita sonidos superiores a los 20 kHz dado que las personas no pueden escuchar frecuencias superiores a esa.

Debes asegurarte de que el modelo elegido tenga un rango de frecuencias adecuado y variado que permita ahuyentar a las hormigas, así como a otros insectos. Es buena idea que el repelente ultrasónico permita el cambio de frecuencias; así podrás ajustarlo según tus necesidades.

Unidades

Debes considerar que los ultrasonidos no traspasan paredes ni objetos. Por tanto, si quieres cubrir espacios que están separados por paredes o hay muchos objetos en la habitación como muebles lo mejor es comprar varias unidades de repelentes.

De esta manera podrás proteger diferentes espacios de la casa. Existen algunos modelos que se venden en packs de varias unidades. Comprar uno que tenga dos, tres o más aparato dependerá de tus necesidades.

Pero es recomendable que compres varios aparatos si quieres una cobertura más completa. Además, comprar estos dispositivos en packs puede ser más económico que adquirirlos de forma individual.

Para asegurarte de elegir un buen repelente ultrasónico para hormigas debes evaluar su cobertura, rango de frecuencias y unidades que incluye, en caso de que venga en pack. Compara opciones, ya que esto te ayudará en la toma de decisión.

Los repelentes ultrasónicos en oferta hoy

Aquí encontrarás las mejores ofertas de repelentes ultrasónicos para hormigas.

Ameauty Répulsif Ultrason -...
Aerb Répulsif Ultrason Souris...
Gardigo 623172 - Répulsif...

¿Cuánto vale un repelente de hormigas?

Ahora que sabes cómo acabar con las hormigas con un repelente ultrasónico, querrás saber cuánto tendrás que invertir para hacerte con uno de estos aparatos.

Debes saber que en realidad estos aparatos son muy asequibles, aunque sus precios pueden variar en función de su marca o las unidades que incluya.

En cualquier caso, si quieres un repelente ultrasónico barato puedes encontrar buenas opciones entre 10 y 15 € como el modelo BESTZY que trabaja con frecuencias ultrasónicas entre 20 y 65 khz, y además, incluye 4 unidades. Su coste ronda los 15 €.

También hay muchos otros modelos con precios que oscilan entre los 20 y los 40 €, aunque hay otros considerablemente más costosos como el de la marca LON. Este tiene una cobertura de 75 a 110 metros y cuesta poco más de 170 €.

¿Cómo usar un repelente ultrasónico?

Una de las grandes ventajas de los repelentes ultrasónicos es precisamente su facilidad de uso. A diferencia de otros repelentes, con este aparato no tendrás mucho trabajo, dado que no tendrás que esparcir ningún producto en la casa. Usarlo es tan sencillo como conectarlo a la corriente, seleccionar la frecuencia para ahuyentar a las hormigas y listo.

Lo que sí es importante es elegir bien el lugar de la instalación. Debes conectar el aparato en lugares estratégicos donde tengas los problemas con las hormigas para garantizar una mayor efectividad. Además, debes comprobar que no haya objetos bloqueando los ultrasonidos. Por ende, nunca debes colocar el repelente detrás de un mueble, de una cortina o persiana o algún otro elemento.

Ultima actualización KillMoustik.com el 11 de abril del 2021